juventud

Etapas de Vida – Juventud y alimentación

Imprimir Post
La juventud se define, según las Naciones Unidas, como la etapa de transición que abarca desde la finalización de la dependencia de la niñez y el comienzo de la independencia de la adultez, con conciencia de este cambio.

Es una categoría que es más fluida que fija, pero para fines estadísticos, las mismas Naciones Unidas clasifican en esta etapa a los individuos entre los 15 y 25 años.

Alimentación en la juventud

Los padres pueden empezar a concientizar a sus hijos sobre lo que es una alimentación saludable desde muy temprana edad, comenzando por modelar un buen ejemplo.Dra. Susana Kury

Deben proveer en la casa alimentos que sean altos en fibras, cereales y granos integrales, vegetales y frutas variadas, carnes magras y grasas insaturadas para ser consumidos todos los días. 

Es ideal que los padres les hablen a sus hijos sobre la importancia de hacer tres comidas formales, deben hacer comidas diarias en una mesa junto con todos los miembros de la familia, involucrar a los niños en lo que es la preparación de los alimentos y lo que es la planificación del menú familiar.

Todo esto ayuda a que los jóvenes puedan en un futuro practicar estos hábitos de manera natural, sin sentirse presionados.

Te puede interesar: adolescencia masculina

¿Qué sucede con la alimentación durante la etapa de la juventud?
En esta etapa los jóvenes comienzan a salir más y a tener más actividades extracurriculares, por ende, comienzan a saltar comidas y a comer más meriendas con más frecuencias, generalmente sus elecciones son altas en grasas, azúcares, sal, calorías, y esto puede impactar negativamente su salud y su crecimiento.

Título del spoiler
En esta etapa los jóvenes no están realmente muy conscientes del efecto que pueden tener sus acciones del día de hoy en un mañana, por eso es muy importante que al hablarles de salud y de alimentación nos enfoquemos en los beneficios inmediatos que van a obtener, como puede ser un mejor físico o un mejor rendimiento en actividades atléticas.

Título del spoiler
Los trastornos de la conducta alimenticia tienden a ser frecuentes en esta etapa de la juventud.  En el caso de la anorexia nerviosa tiene una prevalencia en la vida de un 0.5 a 2 %, comenzando en las edades de 13 a 15 años; y en el de la bulimia nerviosa tiene una prevalencia de un 0.3 a 3%, la cual es mayor que la anorexia, y su etapa de comienzo tiende a ser más tarde, entre los 16 a los 18 años.

Unos de los factores más importantes para desarrollar un trastorno de la conducta alimenticia es hacer dietas frecuentes y extremas, sin tener una guía de un profesional capacitado en el tema.

Recomendaciones para los jóvenes entorno a una correcta alimentación
Lo más recomendado para orientar a los jóvenes en cuanto a la cantidad de calorías que deben ingerir en base a su gasto energético es llevándolos donde un profesional capacitado en el tema, el cual luego de hacer una evaluación física completa y toma de historia médica, va también a realizar exámenes de laboratorios que pueden apoyar esta decisión.

¿Cuáles son las consecuencias de no alimentarse saludablemente durante esta etapa?
Las consecuencias de no alimentarse saludablemente durante esta etapa pueden ser: el desarrollo de obesidad, estar desnutrido, la carencia de ciertas vitaminas y minerales necesarias para el desarrollo adecuado del cuerpo del ser humano.

Los adolescentes que sufren de obesidad se convierten en adultos que pueden padecer esta enfermedad, y la obesidad puede traer como consecuencias el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, baja autoestima, trastornos psicológicos, al igual que también puede desarrollar trastornos articulares y el paciente no sentirse en su óptimo estado.

Una alimentación carente de suficientes calorías, vitaminas y minerales puede reflejarse en bajo crecimiento, poca solidificación de los huesos, causando en un futuro osteoporosis y osteopenia; puede también reflejarse como anemia y otros tipos de enfermedades relacionadas con la falta de éstos. 

Tomemos de ejemplo el calcio, el joven tiene hasta los 25 años para hacer adecuadamente sus depósitos de calcio en los huesos, por ende, si durante esta etapa no ingiere suficiente calcio puede que en un fututo padezca de osteoporosis o de osteopenia.

Recomendaciones en esta etapa.

Recomendamos a los jóvenes y a las personas de cualquier edad que se asesoren adecuadamente con un profesional educado en el tema de nutrición, para que así en cada etapa puedan tomar decisiones que sean saludables.

No recomendamos a los jóvenes las dietas extremas, recomendamos que aprendan a tener una relación saludable con la comida, más allá de cortar o aumentar calorías para lograr un fin. Creo firmemente en que los jóvenes deben aprender a comer desde temprana edad para poder tener una adultez más saludable.

Dra. Susana Kury

Médico especialista en nutrición aplicada