MANEJO DE PRUEBAS DE CORTA ESTABILIDAD Y LA RESPONSABILIDAD DEL PACIENTE

La actividad que desarrolla el laboratorio de Microbiología está orientada esencialmente al diagnóstico microbiológico de las enfermedades infecciosas. Toda la información diagnóstica que puede generar el laboratorio de Microbiología depende en gran medida de la muestra enviada.

Esta no sólo tiene que ser la adecuada, sino que además debe cumplir los requisitos que aseguren su idoneidad y en consecuencia la calidad del trabajo del laboratorio. La idoneidad de las muestras enviadas depende del cumplimiento de una serie de medidas o reglas referentes al procedimiento de obtención, cantidad enviada y transporte rápido y adecuado al laboratorio, sobre todo en muestras de corta estabilidad. Las consecuencias de una muestra mal tomada y/o mal enviada pueden suponer un fracaso en el aislamiento del agente etiológico o el aislamiento de posibles microorganismos contaminantes que pueden generar tratamientos innecesarios o inadecuados.

Condiciones a tener en cuenta para la toma de muestras para diagnóstico microbiológico:

  • La muestra debe transportarse en envases adecuados con cierres a prueba de fugas.
  • La recogida de la muestra deberá realizarse en condiciones de máxima asepsia, evitando contaminaciones ambientales y del propio enfermo a la muestra y viceversa.
  • La muestra debe estar etiquetada con el nombre del paciente, el servicio solicitante, el tipo de muestra, la fecha y hora de recogida.
  • Se recomienda que cada muestra se introduzca en una funda plástica para evitar derrames.
  • Se debe recoger una cantidad de muestra adecuada a la solicitud. En ocasiones una escasa cantidad de muestra puede ser la causa de falsos negativos.
  • El material destinado a cultivo no debe estar en contacto con sustancias desinfectantes o anestésicas, siempre que sea posible.
  • La muestra se debe recoger, antes de iniciar cualquier tratamiento con antibióticos (cultivo de orina, heces).
  • Se debe evitar, siempre que sea posible, el contacto de la muestra con flora normal del paciente, con el objetivo de asegurar que la muestra refleje lo mejor posible el lugar de la infección.
  • El envío al laboratorio de Microbiología debe ser lo más rápido posible con la finalidad de asegurar la supervivencia de microorganismos de difícil crecimiento y de evitar el sobrecrecimiento de la flora normal (muestras para cultivo de orina, heces).

Danny Javier

VIEW ALL POSTS

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...